Lloc web d'ITRAN

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente
Home

Comunicado de prensa

E-mail Imprimir PDF

La Asociación de Amigos del Pueblo Marroquí (Itran), ante la publicación el pasado martes 15 de
enero del artículo Familias españolas recurren al rey Mohamed VI para desbloquear adopciones,
en la edición digital del periódico español La Vanguardia ( http://goo.gl/x3Q91 ), tomando como
fuente la agencia de noticias española EFE, queremos manifestar públicamente nuestra posición al
respecto:

Posición de ITRAN sobre las kafalas por parte de familias extranjeras:

 
Hemos manifestado en diversas ocasiones nuestra rotunda oposición al modo en que durante años
se han venido concediendo kafalas a familias españolas, y en general a familias extranjeras, sin
ninguna garantía de que sería posible supervisar y exigir el cumplimiento de sus obligaciones como
kafiles, en cuanto a preservar la identidad marroquí de los niños y a educarlos en la fe islámica.
Porque lo que en muchos casos ocurría, como señalaba el artículo publicado por el diario español
El Mundo el 28 de septiembre del año pasado, era que se incumplían esas obligaciones: “La
realidad es que una gran parte de esos niños han terminado disfrutando de una adopción plena
gracias a la anuencia de los servicios sociales y los jueces españoles y han perdido su religión y su
nombre, así como el contacto con su país de origen, para convertirse en hijos españoles con plenos
derechos.” Siempre hemos dejado clara, y queremos reiterarlo ahora, que ésta es nuestra posición
y que respetamos y compartimos totalmente la decisión tomada por el Ministro de Justicia y las
Libertades, señor Mustapha Ramid, con la circular de septiembre pasado.
 

Intervención de ITRAN a petición de un grupo de familias españolas:

 
Nuestra intervención en este asunto se inició en junio del año pasado, en respuesta a la petición de
un grupo de familias españolas con procesos de kafala en Rabat ya bloqueados en aquel momento.
Y la razón del bloqueo de sus procesos, meses antes de esa decisión del Gobierno de Marruecos,
tenía su origen en las autoridades judiciales locales que, conscientes de la falta de garantías en las
kafalas concedidas a familias extranjeras, se oponían a ellas.
A pesar de todo, el caso de estas familias representaba un drama humanitario imposible de
ignorar: llevaban ya varios meses de convivencia con los menores que les habían sido asignados y
los niños habían establecido ya con ellos un vínculo emocional equivalente al de cualquier hijo con
sus padres, vínculo que había que preservar en interés de los propios niños, en la medida de lo
posible. Y en atención a esto, accedimos a intervenir para favorecer una solución aceptable por
todas las partes implicadas.
 

Solución promovida por ITRAN:

 
Orientamos nuestras gestiones a facilitar el diálogo entre la Embajada de España en Marruecos y el
Ministerio de Justicia y las Libertades, participando también nosotros en ese diálogo.
Desde el primer encuentro quedó de manifiesto la disponibilidad del señor Ramid a buscar una
solución al problema y quedó claro también que la única solución aceptable por Marruecos sería
obtener de las autoridades españolas garantías suficientes de que, en el caso de que esas familias
obtuvieran de los jueces la kafala de esos niños y fueran autorizados a establecer su residencia con
ellos en España, las autoridades judiciales marroquíes podrían hacer aquello a lo que están
obligados como responsables últimos de esos menores: supervisar en todo momento su situación
y adoptar las resoluciones que en función de esta estimen necesarias, en beneficio del menor y en
aplicación de la legislación marroquí. Y la circular de septiembre, dirigida desde el Ministerio de
Justicia y las Libertades a las procurarías de todo el Reino, exigiendo la residencia habitual en
Marruecos a las familias extranjeras que soliciten una kafala, tiene ese mismo fin: hacer posible el
seguimiento del niño makfoul y el control de la familia kafil por parte de las autoridades judiciales
marroquíes. Porque ese seguimiento y control es una responsabilidad irrenunciable de las
autoridades marroquíes.
 
Respuesta pendiente del Gobierno de España:
 
En la Reunión de Alto Nivel entre los gobiernos de Marruecos y de España celebrada el pasado 3
de octubre, se produjo el encuentro entre el ministro de Justicia y las Libertades, Mustapha Ramid,
y su homólogo español, Alberto Ruiz-Gallardón, y allí nuevamente se volvió a tratar el tema de
esas necesarias garantías por parte del Gobierno de España como posible solución a la situación en
que se habían visto atrapadas las familias con procesos ya iniciados antes de la emisión de la
circular. Y fue el propio Ministro español quien planteó a Ramid la posibilidad de introducir
cambios en la legislación españolas que garanticen de manera suficiente el respeto a la institución
de la kafala en España.
De manera que la posible solución al drama humanitario en el que se han visto envueltas esas
familias en Rabat que solicitaron nuestro apoyo, y las otras en otras ciudades del país que
posteriormente se han visto en la misma situación tras la circular de septiembre, está de hecho,
desde hace meses, en manos del Gobierno de España.
Cabe señalar que según la ley de adopción internacional en España es posible la conversión de una
Kafala a una adopción mediante la constitución de una adopción Ex novo ante la autoridad judicial
española transcurrido más de un año , aunque el poder del juez y su propia evaluación al interés
del adoptado y la idoneidad del adoptante queda casi omnímodo.
 

 
La carta a Su Majestad el Rey Mohamed VI, y la retirada de nuestro apoyo a quienes la han
promovido :
 

Y a pesar de ello, tal como refiere el artículo de La Vanguardia, unas cuarenta familias extranjeras,
en su mayor parte españolas, y algunas de ellas pertenecientes a ese mismo grupo que pidieron
nuestra intervención en su favor, en lugar de exigir a su gobierno que asuma su responsabilidad en
la solución del problema, han tomado la iniciativa de dirigir una carta al príncipe de los creyentes
“Amír al múminín” , que el líder religioso del país, para pedirle, simple y llanamente, que se les
permita partir con los niños a sus países sin ninguna garantía de que no podrán incumplir sus
obligaciones como kafiles. La petición en si misma constituye indudablemente una falta de respeto
intolerable y grave , y despierta todas nuestras dudas acerca de la sinceridad de su compromiso de
cumplir con las obligaciones que asumirían como kafiles, si finalmente obtuvieran la kafala de los
niños. ¿Por qué insisten si no en pedir una salida sin condiciones, totalmente inadmisible para
Marruecos, cuando es posible conciliar la solución a su situación con el estricto respeto al
contenido de la kafala?
Esto nos incita a hacer un llamamiento al gobierno Marroquí , para abrir un proceso de
investigación inmediato , para verificar el cumplimiento o no de las condiciones que impone la
legislación marroquí de la Kafala , de conformidad con el precepto de la ley islámica , y
comprobar la situación en que viven ciertos niños kafalados en España , Francia ...etc , y como
algunas familias se les han cambiado sus nombres , y como se ha perdido el vinculo religioso y
cultural con su país de origen, incluso hay algunos niños que han sido bautizados en la fe cristiana
(como señala el articulo publicado en el mundo 28/09/2012) , y por consiguiente tomar unas
medidas firmes y irrevocables .

Por eso hemos decido retirar nuestro apoyo a esas familias, y mantenerlo tan sólo para aquellas de
las que nos consta, por su lucha y su actitud a lo largo de estos amargos meses de espera, su
respeto y su compromiso sincero e inequívoco por cumplir con todas y cada una de las
obligaciones que la ley de kafala impone a las familias kafiles en relación con el cuidado y la
educación del menor kafalado.
 
Invitamos a todos los partidos políticos y a todas las instituciones de la sociedad civil a apoyar y
tender la mano al gobierno en su noble tarea , para que pueda llevar a cabo el control y
seguimiento que garantice que ningún kafíl pueda transgredir la ley de la Kafala marroquí , a toda
la sociedad marroquí para que sea consciente de la situación en que viven nuestros niños y
menores . Comentar que nos sorprende ver como hay algunas ONG's y instituciones marroquíes
que estén a favor del descontrol y de que no hayan mecanismos de seguimiento que garanticen al
niño kafalado guardar su religión y identidad y lo pasan totalmente por encima .
Nuestra intervención en este asunto ha sido siempre para buscar una solución, . Pero la solución
sólo es posible, sólo es una verdadera solución, si supone, a la vez, que se evite el drama humano
de que esos procesos de kafala bloqueados puedan acabar mal, rompiendo el vínculo afectivo ya
establecido entre las familias y los niños, y que se garantice también, sin ningún género de dudas,
que las familias kafiles no podrán incumplir las obligaciones que la institución de la kafala
les impone.
 
Conseguir esa solución ha sido desde el principio nuestro objetivo y nuestro compromiso, y, con la
ayuda de Dios, los mantendremos hasta el final.
 
 
Mohamed Alami Susi, presidente de la Asociación de Amigos del Pueblo Marroquí (Itran)
Abderrahim Najib Taika, presidente de la asociación en Marruecos